Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar y posibilitar la navegación de la web, y a partir de tus hábitos de navegación poder mejorar nuestros servicios y ofrecerte una mejor experiencia de compra.

Obtén más información en nuestra Política de Cookies.

Portes Gratis
a partir de 49 €

Vídeo: Pou y Micher Quito, 2 nuevas vías y cima virgen en los Andes

23 de Junio de 2022  |  Deja tu comentario
Nueva temporada de los hermanos Iker y Eneko Pou en la Cordillera Blanca de Perú, Andes, y dos nuevas aperturas y una cima virgen junto a Micher Quito en el Urus Oeste, 5.450m.

Iker y Eneko Pou completan sus dos primeras aperturas en esta su nueva temporada andina en Perú. En esta ocasión, junto al escalador local Micher Quito, han explorado las inaccesibles agujas del Urus Oeste (5.450m), en la Cordillera Blanca del Perú.

Iker Pou, Eneko Pou, iMicher Quito, apertura de Hanan Pacha y EMMOA en Cordillera Blanca, Urus
Iker Pou, Eneko Pou, iMicher Quito, apertura de Hanan Pacha y EMMOA en Cordillera Blanca, Urus
Los Urus están situados entre las quebradas de Ishinca y Uruscocha, formando un largo cordal con tres picos principales: Urus este (muy ascendido por su accesible vía normal), Urus central (poco ascendido) y Urus oeste (contadas ascensiones). Este último cuenta a su alrededor con varias agujas independientes que superan los 5.000m y que son de enorme dificultad.

Los Pou ya se habían fijado en este macizo en su anterior visita, en 2021, cuando en su última actividad en la Quebrada de Ishinca repararon en estas difíciles y muy poco transitadas montañas. Motivos más que suficientes para que las consideraran perfectas para su alpinismo de exploración, que les permite descubrir, imaginar y trazar nuevos itinerarios de dificultad.

Además de la altura, escalar en estas Quebradas añade el hándicap del frío nocturno. Tras 6 horas de camino, instalaron su tienda de campo base a pie de pared, a 4.900m de altitud. Así que, al levantarse a las 4:30am para empezar a trabajar, la temperatura ronde los -15ºC. Lo que no fue impedimento para que Iker, Eneko y Micher, seguidos desde abajo por el cámara peruano Alex Estrada, consiguieron 8 horas y media después llegar a la cumbre con mal tiempo, en mitad de la niebla.

Bautizaron a la vía, hasta los 5.450m de la cumbre, como “Hanan Pacha”, 90º, 425m, en honor a los Dioses incas. Una vía que no estuvo exenta de problemas: a Eneko le cayó un pedazo de hielo en la cara desde unos cuantos metros, que a punto estuvo de partírsela y de dejarle sin sentido. La nieve fresca y la falta de aclimatación tampoco ayudaron.

Al día siguiente decidieron seguir explorando el macizo, caminando por la base de las agujas que conforman el Urus Oeste. A pesar del cansancio de la jornada anterior, siguen motivados y necesitan buscar información para acometer un nuevo objetivo. Tras 2 horas y media lo encuentras: una nueva línea en el Urus oeste III, una aguja solo accesible escalando por cualquiera de sus caras.

Cumbre del Urus oeste III. Foto hermanos Pou
Cumbre del Urus oeste III. Foto hermanos Pou
Allá van, y tras 7 horas de escalada ininterrumpida navegando por estrechas canales de hielo verticales que surcan una pared de granito espectacular, Eneko e Iker Pou y Micher Quito hollan la cumbre. Una nueva vía que bautizan como EMMOA (M6/75º/640m), en honor al museo vasco de la montaña.
Queda un complejo descenso: sin saber muy bien por dónde, tirando rápeles de fortuna por un muro desplomado de 100m que pone a prueba sus nervios, consiguen descender por la vertiente contraria, a pesar de que eso supone dejar solo a su cámara, Alex Estrada, con tiendas, sacos y todo el material.

Dos días después, al calor de la civilización que ofrece la ciudad de Huaraz, indagan y concluyen que, casi con toda probabilidad, su escalada al Urus oeste III sea la primera a esta montaña de 5.270m: ni nadie supo decirles nada, ni encontraron información escrita, ni hallaron material o huellas de colocación en ascenso y descenso.

”Estamos muy contentos con esta exploración a los Urus. Nos llevamos dos aperturas importantes además de probablemente haber hollado por primera vez un pico virgen. También es verdad que el esfuerzo ha sido máximo por la altura, la dificultad de las rutas y las condiciones invernales. Pero hemos apostado a todo y nos ha salido bien”, afirman los hermanos vascos. “Ahora necesitamos descansar un poco para mirar hacia nuevos objetivos. En apenas quince días hemos escalado en libre “Aupa Gasteiz” 7c+/160 m, subido el nevado Huarapasca de 5.418 m, iniciado la apertura de otra vía en roca que todavía no hemos finalizado, y ahora esta bonita actividad en los Urus. Ni en nuestros mejores sueños nos habríamos imaginado semejante inicio de expedición”.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.