Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 60 €

Video: ¿Cuál es el mejor tipo de cuerpo para escalar? Adam Ondra lo explica

Por Barrabes - 06 de Noviembre de 2019 en Noticias  |  Deja tu comentario
¿Alto o bajo? ¿Mano grande o pequeña? ¿Mayor o menor envergadura?

El checo Adam Ondra envía un nuevo capítulo de la serie Road To Tokio, en el que analiza los pros y los contras de los diferentes tipos de cuerpos a la hora de escalar y cómo sacar partido a cada uno de ellos, poniendo como ejemplo el suyo y su evolución a lo largo de los años.

El video comienza con Adam explicando cómo, de muy niño, era un niño muy delgado y bajo para su edad. Sin embargo, él no consideró eso como una limitación: por un lado, esto le obligó a ser muy bueno técnicamente, y además, “la escalada es una cuestión de dedos”, afirma. “Unos dedos cortos son mejores, porque hay menos palanca. Pero una palma ancha es importante, para poder pellizcar presas grandes”. Sobre el grosor, “si son gruesos son menos propensos a lesiones, pero es posible que esto genere problemas en los monodedos y bidedos.”

A los 13 años sigue siendo un niño muy delgado y bajito para su edad. Pero como puede verse en el video, compensó estas limitaciones con una técnica muy buena y un equilibrio muy desarrollado, aprendiendo a elevar mucho los pies; a pesar de los años transcurridos, y de su gran altura actual, sigue conservando esa forma de escalar, una de sus características.

A los 15 Adam sufre un estirón repentino, y alcanza de forma inesperada 175cm, con 54 kilos de peso, y a los 17 ya supera el 180, pero sigue pesando menos de 60 kilogramos. “Entonces se pensaba que un escalador debía de ser lo más delgado posible. Pero hoy, con el grado extremo extraplomado tanto en interior como en exterior, las cosas han cambiado. Se necesita mucha potencia, y yo entonces no la tenía. Podía escalar un 9a, ganar Copa del Mundo, pero si quería superar, tenía que ganar fuerza y musculatura.”

Esta búsqueda de potencia le ha hecho ganar peso, y le ha llevado hasta su actual 186 de estatura y 70-72 kilogramos de peso. “Cuando entreno fuerte mis músculos retienen agua y peso 72. Cuando descanso los días previos a competir, automáticamente bajo a 70.”

Algo muy importante para él es el “Ape Index”, o índice de simio. Viene dado por la diferencia entre la envergadura y la altura del cuerpo. “En la mayor parte de la población es 0, es decir, mide igual. Pero entre los escaladores suele ser muy superior”, con algunos que llegan a +10.

Sin embargo, no es su caso: está entre el 0 y el +1. “Tener índice alto puede ser beneficioso si tienes que alcanzar una presa mejor si está algo más lejos. Pero en todos los demás casos es un inconveniente, porque supone mayor palanca y eso obliga a un mayor esfuerzo para tan solo estar colgado en la pared. Si tienes brazos cortos, tienes una gran posiblidad de ser muy fuerte en los extraplomos. Con brazos largos es muy difícil. “

Sobre la altura, es tajante: “es bastante irrelevante para la escalada. Lo importante es tu ape index y hasta donde puedes alcanzar. En mi caso, mido 186, pero alcanzo poco para mi altura porque mis hombros son bajos, y mi altura se debe en parte a que tengo el cuello largo. Esto hace que a veces vea las presas cerca, pero no llegue. Sin embargo, no importa: recuerdo la lección que aprendí cuando era un niño muy bajito: escalar con los pies muy altos. Sigue siendo mi estilo.”

¿Qué pretende explicarnos con todo esto Adam Ondra? A través de su evolución física, lo que él ha aprendido es que lo importante no es qué cuerpo tenemos, sino ser conscientes de él y de nuestras limitaciones y fortalezas; un niño muy bajito o un adulto muy alto, siempre ha encontrado la forma de aprovechar al máximo sus posibilidades. “Sé que ahora soy alto y pesado para ser escalador, pero lo compenso con una estilo rápido de escalada, muy preciso y eficiente, y sé que tengo que ser ágil y flexible para compensar que las presas de los pies suelen estar muy altas para mí.”

“Si eres un escalador y estás siempre quejándote sobre si eres demasiado alto o demasiado bajo...simplemente no te preocupes por eso. Tienes que encontrar tu propia forma y estilo de escalar. Haz buen uso de tus puntos fuertes.

En conclusión: si sabes aprovechar tus fortalezas y cómo compensar tus debilidades, no hay un cuerpo perfecto para escalar. La evolución de Adam de niño muy bajito y delgado a adulto muy alto y fuerte lo demuestra.

Adam Ondra explica cual es el mejor cuerpo para escalar
Adam Ondra explica cual es el mejor cuerpo para escalar

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
No existen comentarios para este artículo.

¿Necesitas ayuda?


O llama al 974 215 497
(Horario: L a V de 9h a 19h.
Navidad 9, 14, 21 y 28 de Dic. de 11h a 19h.)

icon Descárgate nuestra App

  • icon
  • icon
  • Facebook
  • Twitter
  • Youtube
  • Instagram
  • Pagos online segurosPagos online seguros
  • Visa
  • Mastercard
  • Paypal
Partner www.mammothbikes.com
El especialista en ciclismo