Política de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar la navegación en nuestra web y así poder ofrecerte una mejor experiencia y servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies
Portes Gratis
a partir de 39 €
LA WEB PERMANECE ABIERTA LAS 24H. #YOMEQUEDOENCASAYSUEÑO
LA WEB PERMANECE ABIERTA LAS 24H. #YOMEQUEDOENCASAYSUEÑO


Nuestra web continúa funcionando con normalidad. Todos nuestros almacenes y servicio de venta a distancia están activos. Y si tenéis dudas, estaremos encantados de atenderos desde Atención al Cliente.

Hemos implementado las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias (higiene, teletrabajo, turnos e incluso el cierre de nuestras tiendas físicas). Pero no nos hemos ido, y aunque nos quedemos en casa, seguimos soñando con las montañas y queremos ponértelo muy fácil:
  • Ampliamos el plazo de recogida de pedidos en tiendas físicas.
  • Ampliamos el plazo para cambios y devoluciones.
  • Puedes contactarnos por email atencioncliente@barrabes.com, chat o Whatsapp de lunes a sábado de 9h a 19h.

Atención: En los pedidos realizados durante este periodo de cuarentena en España, es posible que las agencias de transporte sufran algún retraso en la entrega.

Cómo elegir tus fijaciones de esquí de travesía

De principio a fin, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre las fijaciones de travesía.

Daniel Vega
Foqueando en Pasolobino, Benasque. Foto: Daniel Vega

El esquí de montaña permite acceder a la montaña de forma libre y sin más cortapisas que las impuestas por el estado de la nieve, el medio, la meteorología y -muy importante- nuestro nivel técnico y de experiencia.

Toda la montaña es nuestro campo de juego. Un entorno salvaje e inmenso, muy diferente al que podemos encontrar en una estación de esquí.

En estos momentos su práctica es indisoluble de la del alpinismo y montañismo invernal; en unas ocasiones las subidas y bajadas con las tablas serán un fin en si mismas, en otras serán un medio para movernos con rapidez por la montaña en busca de objetivos técnicos alpinísticos. Sea como sea -un fin o un medio-, el disfrute está garantizado.

Daniel Vega
Dos esquiadores de travesía, perdidos en la inmensidad de Barrancs, Benasque. Foto: Daniel Vega

Las fijaciones, elemento fundamental del equipo

En este artículo vamos a intentar aclarar todas las dudas que puedan surgir a la hora de elegir unas fijaciones para esquí de montaña o travesía.

Son una de las partes más importantes del equipo, porque nos mantienen unidos y son la cadena de transmisión de nuestra energía y nuestra conducción.

LAS FIJACIONES PARA ESQUÍ DE TRAVESÍA

Puesto que los esquís de travesía sirven tanto para el ascenso como para el descenso, una fijación de esquí de montaña o travesía tiene que permitir que el talón se separe de la tabla, pivotando desde la puntera, facilitando así la acción de caminar con los esquís paralelos en llanos y subidas.

A la hora de afrontar el descenso el talón queda fijado a la tabla como en una fijación de esquí alpino. Vamos a intentar guiaros en la elección de la fijación que mejor encaje en vuestras necesidades, pero si necesitais asesoramiento, o resolver cualquier duda, en nuestras tiendas de Benasque, Barcelona, Jaca, Madrid, Zaragoza, o en el Call Center de nuestra web estaremos encantados de ayudaros.

TIPOS DE FIJACIONES PARA ESQUÍ DE TRAVESÍA

Actualmente existen dos tipos de fijación de travesía muy diferentes entre si.

A falta de unanimidad en los términos castellanizados que designan uno y otro, nosotros hacemos nuestra propuesta:

  • Fijaciones de chasis o marco, traducción literal del término inglés frame binding. Por aquí conocidas también como fijaciones de balancín, o de tipo Diamir, o directamente “las de toda la vida”.
  • Salomon Guardian MNC 16, fijación de placa
    Salomon Guardian MNC 16, fijación de placa

  • Fijaciones Tech, traducción de la denominación tech binding que usan algunas marcas. Similar a Low Tech, término que tuvo predicamento entre nuestra vieja guardia travesera. Conocidas como “tipo Dynafit”.
  • Dynafit Speed Turn 2.0, fijación Tech

1. Fijaciones de chasis

En su forma moderna, y después de no pocas vicisitudes a lo largo de las últimas cinco décadas, una fijación de chasis viene a ser una fijación de alpino montada sobre un chasis plástico o metálico que une la puntera y la trasera, permitiendo así que pivote.

La bota se fija exactamente igual que en una fijación de esquí alpino. El chasis pivota desde la puntera en modo ascenso y se fija a la tabla desde atrás para pasar a modo descenso.

Menchaka
Nacho Ruiz, Guía de Montaña y Profesor de Esquí del Equipo Barrabes, con una fijación de chasis

Hasta no hace mucho esta era la opción más popular. Decenas de modelos desde finales de los años 60 hasta la actualidad. Algunos de ellos con el derecho a ser considerados iconos de la disciplina ganado a pulso: Silvretta 300 en los 70, Silvretta 402 y 404, Tyrolia TRB y Marker M Tour en los 80...,ya en los 90 las Diamir Fritschi Titanal (y todo lo que vino después), las Baron/Duke de Marker la década pasada y, ahora, Salomon/Atomic con sus musculosas Guardian/Tracker en lo que sin duda es el último gran esfuerzo por revitalizar una categoría en franco declive; al menos en nuestras montañas.

Ventajas:

  • Pocos o ningún pero respecto a seguridad.
  • Más fáciles de calzar, sobre todo en pendiente y nieves profundas.
  • La mayoría de modelos del mercado permiten pasar ágilmente de modo ascenso a modo descenso y viceversa. Poder fijar el talón con facilidad para salir en escalera de un pasaje complicado es un aspecto que los fieles a este tipo de fijaciones suelen poner en valor.
  • Las cuchillas, normalmente, se fijan al chasis de la fijación por lo que no se arrastran sobre la nieve dura a cada paso. Fritschi Diamir incluso ofrece cuchillas escamoteables desde hace unos años.
  • Suelen ofrecer un rango de regulación de talla generoso.

Inconvenientes:

  • El peso: Podemos estar hablando de hasta más de 2kgs de diferencia respecto a una fijación tech.
  • No son compatibles con muchas de las botas de travesía más ligeras.
  • Cuchillas incompatibles entre marcas. Cada una tiene las suyas...como mínimo.

Compatibilidad:

  • Normalmente cuentan con algún mecanismo para poder regular la altura de la puntera, permitiendo así el uso de botas tanto de pista (ISO 5535) como de travesía (ISO 9523).

Recomendadas para:

A nosotros la fijación de chasis nos sigue pareciendo una buena opción sobre todo para:

  • Quienes deseen disponer de un equipo All mountain o Freeride que les permita alguna “foqueadita” ocasional
  • Quienes deseen usar sus esquís de freeride con botas de travesía o alpino indistintamente, según el día y la necesidad.

2. Fijaciones Tech

Con fijación tech nos referimos a aquellas fijaciones cuya puntera y talonera son dos partes totalmente diferenciadas:

  • En modo ascenso la bota pivota desde dos “pins” de la puntera de la fijación engarzados en dos agujeros en la puntera de la bota.
  • El funcionamiento de la talonera también es diferente al de una fijación convencional: Dos barras encajan en una ranura de la bota para fijar el talón para los descensos.

Barrabes
Puntera Tech, con los dos pins que entran en las muescas laterales de la bota

'Talonera Tech. Puede verse como no tiene conexión con la puntera a través de la tabla; es independiente.

Un poco de historia

En el año 1984 Fritz Barthel inventó el sistema de pins-inserts. Totalmente revolucionario, creado especialmente para la travesía, entre otras cosas prescindía del marco de unión, quedando puntera y talonera por separado. Pero su principal diferencia radicaba en la forma de sujeción tanto en puntera como en trasera, con pins.

Poco después, ante el éxito del funcionamiento, Dynafit decidió comprar la patente y contratar a Fritz, quien aún sigue trabajando en la marca austriaca.

En los últimos años, a medida que han ido expirando las diferentes patentes que protegían la fijación Dynafit, muchas marcas se han subido al carro de lo tech. Primero pequeñas marcas casi artesanales como Plum y ATK. O marcas de esquí como Ski Trab. Después los gigantes de la fijación de chasis Marker y Fritschi Diamir, y desde hace poco el grupo Salomon/Atomic.

Ventajas:

  • Drástica reducción de peso. Por debajo de los 150 gramos en algunos modelos de competición. Sea cuál sea la disciplina o campo de uso la tech siempre es mucho más ligera que su equivalente en fijación de chasis.
  • Compatibilidad de las cuchillas: Hay algunas excepciones pero muchas fijaciones en esta categoría aún utilizan el estándar de Dynafit.
  • Fiabilidad: La simplicidad mecánica de algunos modelos hace que dentro de esta categoría encontremos algunas de las fijaciones más fiables del mercado. Últimamente imprescindibles en expediciones y esquí-alpinismo en grandes cordilleras.

Inconvenientes:

  • Fiabilidad: Algunos modelos son algo frágiles. Y, por desgracia, ha habido algunos fiascos históricos.
  • Peor “usabilidad”: Más difíciles de calzar que una fijación convencional. Pasar de modo ascenso a modo descenso a veces tiene su aquél.

El problema de las incompatibilidades

Cuando Firtz Barthel inventó su sistema, y al no ser fabricante de botas, compraba las mismas a Dynafit y las adaptaba a su fijación colocando los inserts (agujeros) delanteros para los pins, y adaptando la trasera.

De esa manera, las botas empleadas cumplían con la ISO 9538, que indicaba las medidas exactas de suela, puntera y talonera para poder ser usadas con fijaciones de chasis, porque habían sido fabricadas para ese tipo de fijaciones. Pero no era necesario que cumplieran con los requisitos de la ISO.

Con el tiempo, esto ha provocado numerosas incompatibilidades, no solo entre las botas para fijaciones tech y de marco, sino entre las botas para las propias fijaciones tech.

El tema es lo suficientemente complejo como para dedicarle un artículo aparte: entre las diferentes marcas, pueden detectarse hasta 7 tipos de fijaciones y 8 tipos de botas.

Y así lo hemos hecho: os recomendamos vivamente que consultéis el artículo Compatibilidades e incompatibilidades entre botas y fijaciones de esquí de travesía antes de la elección de vuestro equipo, para evitar problemas posteriores.

FACTORES A TENER EN CUENTA AL ELEGIR NUESTRA FIJACIÓN PARA ESQUÍ DE MONTAÑA

1. ¿Son menos seguras las fijaciones Tech?

La pregunta del millón. La respuesta es simple: NO

Dicho esto, comenzamos con los matices:

Muchas de las fijaciones tech sacrifican algunos aspectos mecánicos relacionados con la seguridad para reducir peso. Pero que no cunda el pánico: SON SEGURAS. Simplemente, tendremos que escoger con tino, y valorar algún factor que no solemos tener en cuenta al elegir una fijación de chasis:

  • Elasticidad: La mayoría de fijaciones Tech son mucho menos elásticas que las de chasis, (la bota recorre menos distancia en cada una de las direcciones antes de soltarse).
  • ¿Y a qué es debida esta falta de elasticidad?

    • Carencia de talonera flotante
    • Mecanismo de liberación horizontal en talonera, junto al de liberación vertical
    • ”Ues” de las fijaciones más ligeras

    ¿En qué me afecta esta menor elasticidad?

    Si eres un esquiador muy pesado, piensas utilizar esquís muy reactivos y botas potentes, eres un freerider agresivo o vas a usar tus esquís de montaña a altas velocidades por las pistas de una estación, una fijación poco elástica puede conllevar liberaciones de bota indeseadas a menos que subas la precarga de los mecanismos de liberación por encima de los valores que sueles utilizar en otro tipo de fijaciones.

    Pero esto no es buena idea. Es mejor optar por una fijación elástica. Y afortunadamente ya existen varios modelos Tech en el mercado decididos a solucionar esto.

    Si no te reconoces en el tipo de esquiador citado en el anterior párrafo (es decir, el común de los mortales), podrás optar por cualquier fijación tech polivalente un poco más ligera (a costa de sacrificar rango elástico).

    ¿Cómo gestionar esta menor elasticidad?

    Es fácil; si vienes de alpino, o de fijaciones de chasis, simplemente requerirá de una pequeña adaptación.

    Familiarízate con sus regulaciones y comienza de menos a más, con la precarga tirando a baja y transitando terrenos en los que un “gorrazo” por una liberación “antes de tiempo” sea asumible. La fijación y tú tendréis que iros conociendo poco a poco...pero lo acabaréis haciendo.

    ¿Y qué pasa con las fijaciones tech más minimalistas con valores de precarga fijos?

    Las fijaciones ultraligeras y de competición suelen tener un valor de liberación vertical fijo (una “U” metálica”), sin posibilidad de regulación. Algunos modelos, como Salomon MTN, se suministra con 3 U sustituibles, cada una con una precarga diferente, según necesitemos regular la liberación, pero otros sólo incorporan una U.

    Menchaka
    Sistema de U. Este modelo, Salomon MTN, se suministra con 3 U sustituibles, cada una con una precarga diferente, según necesitemos regular la liberación. Otros sólo incorporan una U.

    ¿Es esto menos seguro Ir con un mecanismo cuya precarga es invariablemente 7 (por ejemplo) será seguro si esa es la precarga que necesito. Así de sencillo. En el caso de no ser la nuestra, será menos seguro.

    Si no tenemos mucha experiencia anterior con fijaciones tech o no estamos familiarizados con sus ajustes y funcionamiento, irremediablemente, tendremos que ponernos en manos de un técnico a la hora de configurar nuestro equipo con unas fijaciones ultraligeras o de competición.

    Afortunadamente los mecanismos de liberación horizontal empiezan a ser un estándar aunque, no podía ser de otra manera, suelen ser tan minimalistas que a veces carecen de dial de ajuste. Pues nada; poco a poco nuevamente. De menos a más, no queda otra.

    2. Usos y disciplinas

    • Las fijaciones de competición/entrenamiento de chasis hace casi 30 años que pasaron a la historia engullidas por las tech. Si piensas en competir, las Tech son tu única opción.
    • La fijación de chasis tampoco nos parece la mejor idea si tu idea es ir rapidito en largas jornadas con muchos metros de desnivel, principalmente por el peso en subida.
    • Para todo lo demás, desde foqueaditas tranquilas hasta freeride agresivo dispondrás de ambos tipos de fijaciones. La elección es tuya.

    3. Tipos de esquí

    Siempre recomendamos cierta armonía entre los diferentes elementos que configuran tu equipo:
    • Esquí de competición, fijación y bota de competición. Sin dudarlo.
    • Polivalente: Evitar las fijaciones más ultraligeras y las más freeride.
    • Freeride: Prohibidas las ultraligeras y más subidoras.
    • El ancho de nuestro patín es igualmente importante. Si vamos a escoger un esquí super ancho, mejor una fijación con una base lo más ancha posible.

    Y si vamos a poner freno... ¡¡comprobad primero que quepa en el esquí!!

    4. Freno...¿sí o no?

    Otra de las grandes cuestiones.

    Lo mejor para la mayoría tal vez sea el freno aunque encarece, añade peso, suele ser el punto débil del conjunto y, encima, no es infalible.

    Talonera Tech con frenos. Al soltarse la bota y elevarse la fijación, las dos palancas salen hacia abajo, evitando el deslizamiento de la tabla.

    La correa puede ser la mejor solución para esquiadores que transiten terrenos escarpados en los que perder un esquí no es una opción... pero ante una eventual avalancha corres el riesgo de que tus esquís te hagan de ancla y tiren de ti hacia abajo.

    También corres el riesgo de herirte con tus cantos en caídas aparatosas.

    Si llevas correas, casco siempre.

    Y siempre mucho cuidado con las avalanchas...lleves correas o no.

    Puntera Tech con correa

    También corres el riesgo de herirte con tus cantos en caídas aparatosas.

    Si llevas correas, casco siempre.

    Y al loro con las avalanchas...lleves correas o no.

    5. Alzas

    Aún no hemos hablado de ellas. Cuando usamos las fijaciones en modo ascenso disponemos de unos suplementos en el talón de la fijación que vamos poniendo o quitando según haya más o menos pendiente.

    La mayoría de fijaciones del mercado tienen tres posiciones: Sin alza, alza intermedia y segunda alza. Algunas fijaciones ultraligeras solo cuentan con alza intermedia o intermedia y segunda. Casi nunca alza cero.

    Una fijación con alzas fáciles de utilizar es la mejor idea si te inicias en el esquí de montaña.

    Subimos el alza, y así podemos foquear en pendientes muy pronunciadas. La bota al caer queda más o menos horizontal, al apoyarse en el alza.

    Subimos el alza, y así podemos foquear en pendientes muy pronunciadas. La bota al caer queda más o menos horizontal, al apoyarse en el alza.

    6. Regulación de talla

    Pues un poco de todo... desde fijaciones con rangos muy amplios a fijaciones tech de competición no regulables. Para estas últimas siempre podemos recurrir a una placa de ajuste como accesorio.

    Depende de ti. Si vas a competir igual no es necesario. Para todos los demás nunca viene mal poder cambiar un día de bota o poder prestar a alguien los esquís.

    ¡¡Atención!! Las fijaciones de chasis tienen tallas. Asegúrate de que compras la que necesitas.

    Pinchando aquí podéis acceder a toda la gama de fijaciones de esquí de travesía en Barrabes

    Tienda web: www.barrabes.com
    Tiendas Barrabes: Barcelona, Benasque, Jaca, Madrid O'Donnell, Madrid Ribera de Curtidores, Zaragoza.

Artículos más recientes

Comentarios

Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz click aquí para identificarte.
1 comentario

1. ACCIDENTADO - 29 Ene 2019, 14:24
Las fijaciones Tech, en mi caso las Dinafit, NO SON SEGURAS. A baja velocidad o en caídas en parado o dando vueltas, no saltan en ocasiones provocando ACCIDENTES GRAVES. En mi caso ya llevo dos accidentes graves con este tipo de fijaciones en estas circunstancias (las fijaciones convenientemente reguladas por profesionales (Barrabes, Charli) por lo tanto CUIDADO a la hora de hablar de su seguridad.

Informar de comentario ofensivo